hijo adaptado jardin

¿Cómo hacer para que mi hijo se adapte al jardín?

El momento de comenzar en el jardín puede ser difícil para los niños e incluso para los padres, que se llenan de preocupaciones sobre el ambiente en el que estará su hijo. Los pequeños comenzarán a interactuar frecuentemente con otros niños y adultos en un entorno totalmente nuevo, que puede llegar a ser estresante para ellos. Por esta razón es bueno  prepararlos para el jardín desde antes.

 

El jardín no implica abandono

Es importante que los niños aprendan a relacionarse con otras personas, además de sus padres y familiares cercanos. El jardín les permite aprender a socializar con otros niños y los convierte en seres más independientes, por lo que es bueno que el pequeño asista a uno de estos centros. Amén de que los padres necesitan ese tiempo para reincorporarse al trabajo o hacer otros quehaceres.

El momento de separación puede ser estresante para los bebés, así que lo primero que debemos hacer es hablarles y prepararlos para la transición. Unas semanas antes del inicio coméntale sobre el jardín, qué hará allí y a quiénes puede conocer y sobre todo cuan divertido puede ser. Si despiertas su curiosidad tendrás media batalla ganada.

De ser posible llévalo al jardín antes de que comience, para que vaya adaptándose al ambiente y las personas de allí. Que sepa que es un lugar seguro en el que podrá jugar y divertirse. Siempre hazle saber que luego de cada día tú irás a recogerlo y que no lo estás abandonando allí.

Una vez haya comenzado a asistir interésate por su día. Pregunta qué hizo y cuántos amigos tiene. Es bueno que el niño sepa que te preocupas por él y que está bien hacer cosas sin ti. Enséñales a compartir, para evitar que entre en peleas con otros niños por algún juguete.

Esta es una etapa dura en un principio, pero ayudará mucho a que tu hijo aprenda sobre las relaciones interpersonales, enriquezca su lenguaje e incorpore nuevos hábitos y habilidades a su vida.