bebe verano

¿Cómo proteger los ojos de los bebés en verano?

Durante el verano las actividades al aire libre con los niños se hacen muy frecuentes. Es entonces cuando empiezan a utilizarse más las sombrillas y las cremas solares, sin embargo, no debemos olvidar que los ojos de los pequeños también deben protegerse adecuadamente.

A tan corta edad los ojos son muy vulnerables a los efectos de los rayos solares. Debido a que la pigmentación del ojo no está completa aún, la cual protege de las radiaciones, es necesario buscar la forma de evitar que el sol le alcance directamente. Una prolongada exposición a los rayos solares puede provocar fotofobia, dolor y quemaduras en la córnea, por lo que una adecuada protección de los ojos del bebé es imprescindible.

 

Desde gafas de sol hasta gorras

A edades muy tempranas es bastante difícil que tu niño acepte gafas de sol, por lo que deberás buscar alternativas más factibles que lo protejan de los rayos solares. Las gorras o viseras son una opción excelente que, además, cubrirán el rostro del pequeño. Siempre sal con una sombrilla para cubrir lo más posible a tu bebé y vístelo de forma tal que su cuerpo quede protegido de los rayos pero sin que pase calor.

A medida que nuestro niño va creciendo, resulta más fácil que use gafas al salir de excursión o paseo. Ten en cuenta que no todos los lentes protegen de los rayos ultravioletas, así que consulta con un especialista sobre cuáles cristales son los más adecuados para tu pequeño. Si tu bebé tiene los ojos claros será más vulnerable a los daños causados por los rayos ultravioletas, por lo que deberás ser más precavida en las medidas de protección.

El verano es un momento excelente para compartir en familia y que tu hijo conozca nuevos lugares. No lo prives de vivir esas experiencias, solo toma las medidas adecuadas para que esté protegido  durante los viajes.