familia-numerosa

Familia numerosa: ¡ayuda!

Dos peques dan trabajo, pero si se le suman más ¡Oh, es mucho más complejo! Nada más imagina a la hora de comer: a uno le gusta la carne, otros los vegetales, los arroces al tercero ni modo…y están los gustos de mamá y papá de por medio, más el caos de comer todos juntos en la mesa.

Para no hablar de recoger el desorden, lavar y pasar tiempo de calidad con todos… ¡madre mía! te dirás ¿cómo lo hacían nuestras bisabuelas que tuvieron hasta 12 hijos y en aquella época no había la tecnología de ahora que hay culeros desechables y friegaplatos automáticos?

 

5 consejos para cuando tenemos una familia numerosa

1-No seas perfeccionista ni intentes hacerlo todo tu sola. Debes compartir las tareas hogareñas con papá y también con los niños…así no solo te ayudan, sino que los estarás educando en valores.

2-No pienses que el más pequeño está falto de cariño, no lo sobreprotejas por ser el más chiquito. Tiene los mejores amigos que pudiste desear para él: sus hermanos. Enséñalos a que deben quererse y cuidarse entre sí. Pero no le dejes toda la responsabilidad al mayor sino quieres que se convierta en el mandón o la mandona de la casa.

3-Establece prioridad para tus tareas y aunque estés muy ocupada, saca el tiempo para conversar con tus hijos. Procura que ellos sepan que, aunque estés atareada siempre los vas a escuchar.

4-Acepta que no eres infalible: habrá algún momento que cometas un error. No te lo reproches continuamente y si ves que te resulta muy difícil llevarlo todo anota, y ponlo en un lugar visible.

5- Aunque estés muy complicada, trata de tener un momento para ti en el que puedas descansar o conversar con tus amigas. Algo significativo y que nosotras pasamos por alto a veces entre tanta cotidianidad: nuestro arreglo personal. A nadie le gusta una mamá desaliñada y menos a papá, da imagen de desastre hogareño.